enero 24, 2010

Siete consejos para cuidar el corazón

Leyendo en Infobae.com la nota "siete consejos para cuidar el corazón", inmediatamente pensé para mí tendría que duplicarse los consejos y
"mantener en equilibrio tu mente"

Reduce el estrés
Sin lugar a dudas se trata de un asesino. Tomarse tiempo y buscar seriamente métodos para reducir los niveles de estrés podría, literalmente, salvarte la vida si eres propenso a padecer problemas coronarios.

Di que no
Si eres de esas personas que siempre intentan complacer a los demás y siempre dices “sí”, probablemente dejarás a un lado tus propias necesidades. Aprende a decir no y recupera el control de tu tiempo y tus energías.

Relajación
¿Has olvidado lo que se siente estando realmente relajado? Prueba sencillamente a meditar: 5-10 minutos con la mente en blanco puede ayudar a recuperar la calma, simplemente haz respiraciones profundas, largas y lentas. Distintos estudios han probado que la presión arterial se puede reducir radicalmente simplemente con la meditación. ¡El yoga, el tai-chi, escuchar música relajante, tomar un baño relajante,un masaje regular, es justo lo que tu corazón necesita para sentirse mejor que hasta ahora!

Risas
En ocasiones nuestras vidas son tan ajetreadas y serias que olvidamos reservar tiempo para la diversión. La risa libera las endorfinas, lo que ayuda a mantenerte saludable, por lo tanto, busca y relaciónate con gente divertida, ve solo programas de televisión que te hagan reír y reduce el tiempo que pasas con gente negativa, ¡éstos minarán tu valiosa energía!

Vive el “presente”
El pasado, pasado está, no puedes cambiarlo. El futuro todavía no ha llegado, por lo tanto deja de preocuparte por los “qué pasaría si”. Céntrate en el presente, el momento en el que estás AHORA.

Mantén equilibrado tu CUERPO…
Respira profundamente –
La respiración superficial es común, especialmente en periodos de estrés. ¡El oxígeno ayuda a eliminar toxinas del organismo, a metabolizar las grasas y los carbohidratos, a eliminar virus, hongos y bacterias, y mucho más! Respira rítmica y profundamente (debería moverse el abdomen, no solo el pecho alto), y comprueba la diferencia: el pensamiento se hace más claro; te sientes más tranquilo y con más energía.

Ejercicio
Los estudios han probado que el ejercicio regular y moderado contribuye a mantener un corazón saludable. Tu cuerpo necesita movimiento para fomentar el flujo sanguíneo y los músculos necesitan ejercicio para permanecer más flexibles, tonificados y fuertes. ¡El corazón también es un músculo y se ha probado que el ejercicio regular fortalece el corazón! Caminar durante 30-40 minutos al día es el método más sencillo y eficaz de hacer ejercicio y es fácil introducirlo incluso en los estilos de vida más ajetreados. ¿Acaso la salud de tu corazón no merece un paseo diario?*

Sueño
Tu organismo necesita dormir para dar tiempo a repararse, mantenerse y rejuvenecerse. La falta de sueño va unida a un mayor riesgo de tener problemas coronarios, por lo tanto esas siete u ocho horas de la noche son esenciales, ¡no un lujo!

Aire puro
Si pasas el 90 por ciento del tiempo encerrado, es posible que respires un aire más contaminado de lo que nunca has imaginado. Un paseo diario de 30-40 minutos al aire libre es algo más que un simple ejercicio para tu cuerpo, te facilita la oportunidad de respirar aire puro y oxigenar el organismo.

Exceso de peso
El exceso de peso y los problemas de corazón en muchos casos van unidos. El sobrepeso supone una carga para tu corazón; al controlar el peso, eliminas dicha carga.¡Consigue ayuda: controla el peso, siéntete fenomenal; y verás que los beneficios SON MUCHÍSIMO MAS, que el costo de seguir mis consejos!

Suplementos
Los alimentos frescos son susceptibles de perder rápidamente los nutrientes una vez que se cocinan. Se llaman nutrientes “esenciales” por una razón, el organismo no puede producirlos, por lo que necesitarás obtenerlos de los alimentos que consumes. Los suplementos pueden ayudar a conseguir los nutrientes que se pierden cuando se carece de una buena nutrición.

Hazte no fumador

¡Los estudios sugieren que cada cigarro que se fuma consume 25 gramos de la vitamina C que almacena tu cuerpo, ¡qué perdida tan inútil! Especialmente, si tienes en cuenta que la vitamina C juega un papel esencial a la hora de mantener las arterias flexibles. El tabaco es una sustancia peligrosa, evítala.

Estadísticas descorazonadoras:
Todos los años las muertes causadas por el tabaco superan los 1.200
millones en Europa (450.000 debido a enfermedades cardiovasculares). Las
cifras correspondientes a las personas que fallecen en Europa debido a
enfermedades cardiovasculares provocadas por el tabaco aumentaron
en un 13% entre 1990 y 2000. (Fuente: http://www.ehnheart.org)

Alimentación
Es necesario que nutras del mejor modo posible tu organismo (no tu paladar). Los alimentos grasos, pesados y la comida basura tienen un efecto dañino para tu organismo: la obesidad, la diabetes y los problemas de corazón podrían ser el resultado a largo plazo.

Puedes mejorar tu dieta para favorecer la salud del corazón… Mira cómo:
• Intenta comer de 2 a 3 piezas de fruta y de 3 a 5 raciones de verduras al día. ¡Por una vez, más cantidad SIGNIFICA mejor!
• Toma, como mínimo, dos raciones de pescado graso a la semana: caballa, sardinas, arenques o salmón, que contienen ácidos grasos omega 3, conocidos por su capacidad para reducir el riesgo de problemas coronarios y por contribuir a mantener niveles saludables de colesterol.
• Reduce al mínimo el consumo de productos de harina blanca: galletas, pasteles y bollería. Toma alimentos integrales en su lugar, pan integral,
pasta integral y arroz integral, que aportan más nutrientes esenciales y fibra dietética.
• Reduce el consumo de grasas saturadas y evita los alimentos que contienen aceites hidrogenados o ácidos transgrasos, que son sustancias artificiales que
obstruyen las arterias y que a tu organismo le resulta difícil procesar y eliminar.
• Escoge cortes magros de carne roja y opta por consumir más pavo, pollo y caza.
• Bebe mucha agua – 2 litros al día te ayudarán a mantener hidratadas las células corporales. Bebe una mayor cantidad cuando hagas ejercicio o cuando haga calor.
• Reduce el consumo de sal para mantener baja la presión arterial.
• ¡Controla el tamaño de las raciones: Las comidas copiosas ejercen presión en el sistema digestivo y en el corazón!
• ¡Sustituye la comida rápida por alimentos nutritivos! Prueba los RC, una comida sencilla, rápida y altamente nutritiva.
• Los suplementos no son un sustitutivo de una dieta saludable, pero son muchos los expertos nutricionales de todo el mundo que están de acuerdo en que al incluir un suplemento de buena calidad, estás proporcionando a tu organismo, de manera inteligente, un refuerzo a tu dieta diaria.
• ¿Preocupado por tu nivel de colesterol? Según los distintos estudios, la inclusión, como mínimo, de 25 gramos de proteína de soja como parte de una dieta con bajo contenido en grasas saturadas puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Por lo tanto, incluye más productos de soja en tu dieta.

Actúa ahora: asegura un futuro saludable para el corazón…
“Mantener un sistema cardiovascular fuerte y saludable resulta esencial para la salud general y la calidad de vida. Por lo tanto, ¿por qué esperar? Empieza a optar por opciones de vida hoy que te proporcionen el corazón de un campeón y la vida de un ganador.”